domingo, 12 de febrero de 2017

Pastela marroquí (pollo)

Ingredientes:

1 kg. de pollo (contramuslo)
Aceite de oliva
Sal
5 huevos
Mantequilla para pincelar el molde y la pasta
1 paquete de pasta brick

1 kg. de cebollas cortadas en juliana




1 manojito de perejil y otro de cilantro finamente picados


5-hebras de azafrán
1 cucharadita de jengibre
1 cucharadita de comino molido
1/2 cucharadita de pimienta negra molida
1 cucharada de cúrcuma
Un poco de nuez moscada rayada
1 cucharadita de especias Ras el hanut (se puede comprar en tiendas especializadas o grandes superficies. Es una mezcla de varias especias, si no la tenemos, aumentamos las cantidades anteriores -jengibre, pimienta negra, cúrcuma, nuez moscada)
1 cucharadita de canela molida


40 gr.(aproximadamente)  de uvas pasas (también pueden ponerse piñones o dátiles, o un poco de cada)




100 gr. (aproximadamente) de almendras fritas con muy poco aceite, hasta dorarse, sin quemarse porque amargarían y machacadas en mortero, hasta quedar en pequeños trozos.


 Elaboración:

En una sartén honda, ponemos el aceite a calentar, mientras salamos el pollo.

Cuando el aceite tenga la temperatura adecuada "sellamos" la carne de pollo por todos los lados y la apartamos, para una vez frío picar la carne a trocitos. (no picado de máquina)



En este aceite




Sofreímos a fuego lento la cebolla, con un poco de sal.

Cuando la cebolla haya tomado color, incorporamos el pollo troceado con el jugo soltado y lo mezclamos bien con la cebolla, añadiendo el azafrán, jengibre, cúrcuma, comino molido, pimienta negra molida, la nuez moscada rayada,  el Ras el hanut, las pasas



y las almendras


 A continuación el cilantro y perejil picado


el  zumo de 1 limón y un poco de canela molida

Mezclamos todo y dejamos hervir a fuego lento unos 15-20 minutos, hasta reducir la salsa para que nos quede una masa espesa.

Rectificar de sal.

Una vez la masa "en su punto, ya apagado el fuego, agregamos 5 huevos batidos y mezclamos bien con la masa



Tomamos un molde desmontable, a ser posible redondo, pero la pasta brick que compramos  era rectangular y optamos por el molde rectangular.

Derretimos la mantequilla para poder pincelar en primer lugar el molde elegido.

Posteriormente forramos el molde, con la pasta brick, pincelando esta con mantequilla y dejando unos sobrantes de pasta por los bordes del molde para "solapar" la pastela. En el fondo pusimos 2-3 capas de pasta brick.

A continuación ponemos una capa de la masa una hoja de la pasta y otra capa de la masa, finalizando cerrando con las solapas y encima finalizando cortamos una hoja de la misma medida que el molde, pincelándola de mantequilla.


La introducimos en el horno, previamente calentado a 180º. durante unos 30 minutos (hasta que se dore).

Una vez fuera del horno la espolvoreamos con azúcar glass y la decoraríamos con algunas figuras realizadas con la canela sobre el azúcar glass.




La tomamos acompañada de una "ensalada de naranjas picás" (naranja, cebolletas, migas de bacalao desalado y aceite de oliva virgen extra)